; ;
Seleccionar página

A la hora de pensar en una empresa moderna o actual, nos viene a la mente una oficina grande, sin muros ni despachos que puedan dividir el espacio dejándolo completamente abierto. Estando todos los empleados trabajando de forma conjunta, aunque las tareas que desempeñen sean diferentes. Pero, ¿es realmente producente esta forma de trabajar? Según un estudio de la consultora Oxford Economics y la empresa de sonido Plantronics confirman que las oficinas abiertas deterioran la productividad.

El estudio “Cuando los Muros Caen”, en donde se entrevistó tanto a directivos como a desempleados de diferentes lugares del mundo, desveló que solo un 1% de los empleados es capaz de concentrase en oficinas abiertas sin tomar medidas especiales.

EL RUIDO Y LAS DISTRACCIONES

Uno de los principales problemas que se encuentran en las oficinas abiertas es el ruido. Impidiendo que los empleados puedan concentrarse y obligando a muchos empleados a tener que salir fuera de las oficinas cuando necesiten silencio.

Los impulsores del estudio “Cuando los Muros Caen” aseguran que la presión, las distracciones y el ruido van en detrimento de la salud que se encuentra sobre estimulados y angustiados constantemente.

La generación que tiene de 22 a 36 años es la que está más acostumbrada a trabajar en espacios abiertos, pero son los primeros en reconocer los problemas que presentan trabajar en oficinas abiertas.

 

¿LAS OFICINAS ABIERTA SON MÁS ECONÓMICAS?

A priori las oficinas abiertas pueden resultar ser más económicas al evitar hacer reformar u obras en dichos espacios, pero a la empresa le terminarán costando dinero en cuanto a la productividad de sus trabajadores y los beneficios que su concentración le podría dar a la empresa. Además, el estudio probó que les afecta la moral y un empleado infeliz tampoco es productivo.

>  El Feng Shui en la oficina

ESPACIOS ABIERTOS CON ESPACIOS PRIVADOS

Uno de los puntos fuertes de usar oficinas abiertas es que facilita la colaboración entre compañeros, aunque en la mayoría de las ocasiones no se obtiene el máximo rendimiento con esta forma de organización. El estudio del que hablamos en este artículo señala que no es suficiente con diseñar espacios abiertos, sino que faltan espacios en los que poder tener reuniones para trabajar conjuntamente.

El problema no es tener espacio abierto, sino la falta de zonas privadas en las que poder tener algo de tranquilidad y confidencialidad. Por ello, desde LAAM Arquitectura trabajamos para que los espacios de trabajo dispongan de un diseño interno que ayude tanto a la dirección como a los empleados a trabajar de forma conjunta y con una mayor productividad.

Si quieres encontrar una solución para tus oficinas abiertas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Hemos recibido los datos correctamente. En breve contactaremos contigo.

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

LAAM Arquitectura will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.